Novelas ligeras en español

sábado, 17 de diciembre de 2016

Awakening capitulo 77

A las 8 de la mañana, Alice fue a la habitación de Masashi solo para encontrar que no estaba ahí.

‘¿A dónde fue?’

Al pensar en esa llamada telefónica de anoche, el corazón de Alice estuvo latiendo más rápido.

Había pensado en llamar a la policía, pero pronto se deshizo de la idea. Adams había vendido armas por muchos años, si fue reportado a la policía, entonces ellos ya deberían haber tenido información y ya lo hubiesen atrapado, pero ¿Cómo fue capaz de estar impune?

Tal vez mi única esperanza ahora es ese extraño joven. Quizá él realmente tiene una manera de hacer algo sobre esto.

Pero pensando en las fuerzas de Adams, ella sintió que era demasiado ingenua. No importa que el joven sea feroz, solo era una persona, ¿Qué puedo hacer para ayudarlo?

¿Realmente está bien ir de acuerdo a lo que “él” dijo que haga?

Al pensar en esto la hizo enojarse.

Además, ¿no quedan solo dos días? Pensó con una sonrisa irónica.

“Alice, Lei ¿dónde?”

Amy acababa de estar en la habitación de Masashi, pero no pudo verlo, luego llegó con una cara desconcertada y preguntó.

“Él está afuera. Desayunemos, ¿okay?”

Alice se acercó para enderezar su pelo con su mano.

“Ah.”

Amy parecía muy decepcionada.

Alice no supo cómo consolarla y le tomó su mano para ir a desayunar.

8 PM, Alice estaba acompañando a Amy a mirar la TV. En ese momento, su teléfono repentinamente sonó.

Presionó la tecla de respuesta

“Alice, ¿puedes oír mi voz?”

Una voz con una expresión feliz resonó.

Al escuchar esta voz, su corazón inmediatamente se hundió, y luego enseguida fue al pasillo.

“Adams, ¿Qué estás haciendo?”

Alice reprimió su ira. Su mano derecha se apretó hasta que se puso blanca.

“Nada, solo quera recordarte que había pasado un día, no olvides que solo quedan dos días restantes. No me hagas esperar demasiado. Mi paciencia es muy limitada.”

“Tu….. Lo sé, por favor no lo hagas.”

Lagrimas silenciosamente cayeron del rostro de Alice.

Justo después de que habló, el tono de ocupado sonó del teléfono. Adams ya había colgado.

Alice tiró el teléfono, de pronto sintió como si todo su cuerpo se volvía helado.

Tomó una botella de vino blanco de la estantería de vino. Sus manos estaban temblando mientras desatornillaba la gorra, levantando su cabeza mientras bebía una copa de vino.

Mientras estaba medio borracha y medio consciente, sintió una cosa muy suave frotándole su cara.

“Alice, no llores……..”

La niña dijo, acentuando cada silaba.

Al mirar el hecho inocente de Amy, Alice no pudo evitar estallar repentinamente en lágrimas mientras abrazaba su pequeño cuerpo.

A las 11, Masashi regresó.

Al mirar el alcohol llenando de peste toda la habitación y a Alice tirada en el suelo, quien estaba abrazando a la ya dormida Amy, se hundió en un profundo pensamiento.

Apartando las manos de Amy, Masashi levanto el cuerpo entero de Alice.

Poniéndola en su propia cama, el joven regresó a la escena, y encontró a Amy, quien no supo cuando despertó, pero esta vez estaba sentada en el suelo mientras frotaba sus ojos.

“Lei……..”

Al ver a Masashi, Amy lloró mientras corría para abrazarlo.

“Siento despertarte.”

Masashi se agachó para abrazarla.

La pequeña estaba aferrada al cuello del joven mientras apoyaba su cuello en su hombro, después de un tiempo lo miró:

“Lei, Alice está muy triste.”

“Lo sé. No te preocupes, todo estará bien. Lo prometo.”

Masashi suavemente tocó su cara y le dijo.

“Ah.”

La pequeña nuevamente apoyó su cabeza en los hombros de Masashi.

A la mañana siguiente, Masashi salió de nuevo.

Alice no tenía ganas de pensar en donde se fue el joven. Toda la tarde, ella se la paso sentada o de pie sin descanso.

Pronto fue de noche, la ansiedad en el corazón de Alice incremente más y más.

Afortunadamente, cuando el reloj llegó a las 23:00, Adams no llamó de nuevo. De lo contrario, pensó que se desmoronaría poco después.

A las 24:00, ella finalmente despertó, y mañana, no, debería decirse que hoy era la fecha límite.

Sentada en silencio como si fuera durante mucho tiempo, una culpa oscura llenó su corazón entero.

No pudo evitar querer emborracharse, cuando de repente el joven silenciosamente caminó hacia ella.

“Alice”

El joven gritó en voz baja.

Alice se dio la vuelta para mirarlo, en su rostro las lágrimas fluían silenciosamente, pero ella todavía dijo ninguna palabra.

El adolescente se acercó a ella, tomó su mano que estaba buscando la botella de vino sobre la mesa y luego la miró en silencio.

Al verlo, las emociones de Alice se calmaron un poco.

En ese momento, el joven habló:

“¿Hay algo que quieras decirme?”

Al escuchar esta frase, Alice no entendió.

“Lei Yin, tú……”

El joven agitó su mano, deteniéndola para que no dijera nada

“Simplemente responde mi primera pregunta. ¿Hay algo que quieras decirme?”

Su rostro mostraba una seriedad única.

Alice lo miró, encontró que el adolescente de esta noche era completamente diferente de lo usual. Había una diferencia, pero no podo decir que era.

Silenciosa por un momento, ella dijo:

 “Lo siento, no puedo entender lo que quieres decir.”

El adolescente que Alice no vio el día de hoy la estaba mirando, y después de un tiempo dijo con desdén:

“Vas a salir conmigo.”

“¿Donde?”

“Lo sabrás cuando llegamos ahí.”

Luego, el joven tomó la delantera y salió.

Aunque estaba desconcertada, basada en su confianza en el joven, Alice lo siguió detrás de él

“Sube al coche.”

El adolescente la llevó en frente de un Bentley negro al cual nunca había visto antes.

Normalmente, Alice habría preguntado de quien era este coche, pero al ver la manera en la que el joven habló, en vez de eso se sentó adentro en silencio.

El Bentley Negro con una velocidad alarmante aceleró a través de la carretera. En el camino, el chico no dijo ninguna palabra, mientras que Alice no supo que decir en ese momento. Por un tiempo, el coche estuvo en silencio.

Después de 10 minutos, Alice realmente no pudo soportar la atmosfera opresiva, así que llegó a encender la radio.

Con una melodiosa música ligera, se relajó un poco.

Ella miró al adolescente en el asiento del conductor y descubrió que él realmente era completamente diferente esta noche de lo habitual. Una extraña sensación se elevó en su corazón.

Media hora más tarde, el coche se detuvo ante la casa señorial similarmente grande.

“Hemos llegado, vamos a entrar.”

El adolescente abrió la puerta para ayudarla.

“Lei Yin, ¿Por qué me trajiste aquí?”

Alice finalmente habló.

“Lo sabrás cuando entres.”

El joven dijo con desdén.

Aunque llena de dudas, siguió al joven hasta la puerta de la casa.

El joven tocó la puerta y pronto, un joven asiático alto usando un traje negro abrió la puerta.

“Hola, señor.”

El joven se inclinó ante él y dijo.

“¿Las otras personas?”

Masashi le preguntó.

“Además de mí, aparte del 18 y el 19, todos los demás ya están esperando por el Señor.”

“¿Dónde están?”

“En la habitación.”

El adolescente asintió, y entró a la casa.

Debido a que los dos estaban hablando en Chino, Alice no supo que estaban diciendo, pero al ver la actitud del joven hombre hacia Masashi, ella estuvo llena de asombro mientras miraba a Masashi.

“Señorita, entre.”

Alice estaba un poco abrumada en el momento cuando repentinamente el joven hombre le habló cortésmente.

Al final, Alice siguió a Masashi y entró.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                           Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate