Novelas ligeras en español

martes, 3 de enero de 2017

Kamigoroshi no eiyuu capitulo 2

Cuando pensamos en mostruos lo primero que acude a nuestra mente son los bosques.

No sé cómo comenzó esto, pero al parecer forma parte del erróneo sentido común de este mundo.

Por cierto, nosotros también pensamos lo mismo cuando llegamos a este mundo por primera vez; no muy lejos de la carretera se dibujaban pastizales y más allá se erigía el oscuro bosque.

Ahí es donde corres más peligro, pues, la tasa de monstruos es más alta… o al menos, eso fue lo que dijo uno del grupo que era experto en juegos… para mí, esto no es del todo cierto.

Claro, obviamente hay bestias en el bosque, pero en realidad, los pastizales y llanuras son mucho más problemáticos; sobretodo por los goblins…. esas criaturas que la joven de cabello color miel está buscando.

Esos tipos no actúan solos, se mueven en grupos de tres, y a veces, hasta de diez. Y si se trata de una cueva, ellos podrían arreglárselas sin necesidad de rodearte, cosa que harán en un prado llano, para así atacar tu punto ciego…¿es esta chica consciente de ello?

[Tu personalidad sigue siendo la misma.]

“En serio… sigo pensando que nada bueno saldrá de esto.”

Tiene razón, no puedo refutarle.

¿Ya cuántas veces trabaje gratis?… a pesar de que tengo problemas financieros, siempre termino haciéndome cargo de cosas que no me dejan ganancias.

Es duro cuando tu alrededor tiene muchas expectativas en ti…

Dicen que derrotar monstruos es el trabajo más gratificante para un aventurero. Un aventurero que no lucha, no es nadie… como yo, quien sólo toma misiones libres de peligro como la recolección de hierbas medicinales.

Gracias a ello puedo vivir de ésta manera, y puesto que no voy en búsqueda del peligro, soy capaz de mantenerme con vida. Sí, yo… el más débil de los 13.

[Haah]

No suspires, me pondré triste.

No importa cuánto lo desees, no aparecerá un hada para rescatarte.

Por lo tanto, sé que no habrá recompensa: solo será trabajo gratis. Comprendo que quieras suspirar, pero… por favor,  perdóname. ¿Acaso no es salvar a alguien algo hermoso? Aunque confieso que también me gustaría obtener alguna recompensa por hacerlo…

Si logro salvar a esa chica, intentaré sacarle provecho… no es como si fuera un santo, tampoco puedo vivir del aire. Necesito dinero para: comer, pagar el alquiler, para comprar alguna que otra cosilla… en fin, para muchas cosas.

Meditando sobre el tema… realmente trabajamos gratis cuando éramos héroes: era todo por el bien de las personas, no pensábamos en nosotros mismos; qué conmovedor.

[Renji, cerca de tus pies]

La medalla maldita, Ermenhilde, elevó su voz llena de emoción.

Miré cerca de mis pies y encontré una moneda de cobre.

En este mundo, el sistema de valores es: moneda de cobre>moneda de oro>moneda de plata.

En ese orden; lo normal sería pensar que el oro tenga más valor, pero el oro no puede  ser encantado con magia, y es además, más pesado que la plata.

Si bien la plata también es pesada, puede ser encantada con magia y es útil contra fantasmas y no-muertos haciéndoles perder poder regenerativo o convirtiéndolos en cenizas.

Debido a eso, en este mundo el valor de la plata y el oro se invierte.

¿Serán muy pesadas las armaduras de oro puro en los mundos de fantasía? Realmente quiero intentar usar una alguna vez… aunque dudo ser capaz de moverme.

Recogí la moneda del suelo.

“Buen trabajo.”

[Con esto puedes comprar dos trozos de pan.]

Por el momento, la cuestión de mi cena se resolvió; con una moneda de cobre se pueden comprar dos piezas de pan o un pedazo de carne seca. Si a uno le apetece comer en un restaurante algo elegante, se necesitan cerca de veinte monedas de cobre.

Fufufu~n.

Tarareaba mientras transitaba a paso ligero a través de las llanuras.

Hah~ siempre que se pueda, debe uno ayudar al prójimo… sí.

[… Ah, siento ganas de llorar]

“¿Puedes incluso llorar en un cuerpo como ese?”

[Cierra la boca… este estilo de vida pobre, está dañandome]

¡Qué triste!

Probablemente, debido a su excesivo orgullo, es incapaz de reconocer que en realidad se alegró de encontrar una moneda en el camino.

Sé que es así, por lo que simplemente la dejaré estar…

Incluso después de deprimirse tanto, si en realidad se puso feliz por encontrar una moneda..ya no hay salvación.

Además, no se puede evitar el hecho de que Ermenhilde la encontró más rápido que yo.

Mientras caminaba y golpeaba el aire con la moneda de cobre, que impulsaba con mi pulgar, llegó a mi el sonido de espadas chocando.

“Lo sabía…”

Di un suspiro. ¿Por qué son los jóvenes tan imprudentes?

Busqué con la mirada a la chica y me tope con una roca de tres metros que delimitaba el pueblo. Supuse que iría a lugares que destacan… al parecer tenía razón; seguramente está al otro lado de la roca.

Con la ilusión de no haber llegado demasiado tarde, troto hasta la roca y observo la situación.
Cuando di con la chica, note que alguna de sus prendas fueron desgarradas, pero por suerte aún está viva.

Suspire, aliviado.

Está enfrentándose con monstruos que poseen la altura de un niño de primaria…goblins que empuñaban espadas, hachas, martillos, que habrán robado a algún aventurero.

Tienen nariz y orejas grandes, desproporcionales a su cara. Si juntaran sus orejas, podrían hasta tapar sus caras.

Para mí, los goblins parecen ser criaturas orgullosas.

Basándome en las tantas veces que luché contra los goblins, llegue a la conclusión de que parecen ser criaturas orgullosas…

Los goblins giran sus armas y poco a poco acorralan a la chica contra una esquina.

[Fufumu. Así que aún está viva.]

“Ah, ¿volviste a la normalidad?”

[Cállate. Te mataré.]

“Sí, sí, como digas.”

Sin tener en cuenta sus amenazas y burlas, contemple la lucha de la chica contra numerosos goblins, que, supongo, empezó hace poco.

Cuando la conocí no tenía un arma, pero ahora tiene una no muy buena espada corta; seguro la consiguió de la tienda de armas después de que nos separamos.

Han pasado más o menos 10 minutos, pero, aun así, la chica respiraba con dificultad y sostenía la espada corta con las dos manos.

Había 5 goblins y parecían ser bastante buenos; se ve que son superiores en número y habilidad.

Incluso un aventurero de nivel intermedio puede enfrentarse a una derrota si los goblins lo rodean y atacan… eso significa que pueden derrotar en un instante a un novato.

Sin ser contundentes, esperan a que el oponente se debilite y deje de moverse.

Allí yace la problemática de los monstruos: son inteligentes y no dudan en asegurarse de obtener ventajas en una pelea. En esta ocasión están utilizando la diferencia de números para debilitar al enemigo.

Como es este un prado abierto, al rodear al enemigo, aprovechan para atacar puntos ciegos y por más que el enemigo pueda bloquearlos, agotarán poco a poco su resistencia y concentración hasta derrotarlo; cuando luchan en cuevas, suelen preparar emboscadas, trampas, etc.

Son inteligentes, especialmente los monstruos humanoides.

[No podrá resistir mucho más…]

“Lo sé”

Ella sigue siendo acorralada, si aún no la mataron es porque están jugando con ella. Cuando la presa es una y además un novato, no es raro manifestar tendencias sádicas. Pues bien, gracias a eso pude llegar a tiempo.

En sí, es un milagro que haya logrado resistir diez minutos contra cinco goblins.

Con mi mano izquierda, saqué de mi bolsillo la medalla.

“Préstame tu fuerza, Ermenhilde”

[Roger, mi amo]

El ambiente burlesco desaparece por completo.

Somos serios cuando se trata de luchar. Por suerte, los oponentes son de poca monta, aunque hay diferencias entre la compostura y el descuido.

Tengo claro que las vidas humanas son frágiles y pueden perderse hasta por ligeros descuidos.

El calor empieza a brotar en mi mano izquierda; la energía mágica, fuente de mi poder y capacidad tramposa, Ermenhilde, toma forma-Un cuchillo y cinco dagas sin decoración, armas de aspecto grosero pero útiles.

Devolví la medalla a mi bolsillo, fije las dagas en mi cinturón y sostuve el cuchillo con la mano izquierda.

“Hah—en serio, siempre y cuando te tenga, no necesito comprar ningún tipo de arma.”

[No olvides que no debes confundir mi uso.]

“Lo sé.”

Soy un [Asesino de Dios] y tú eres el [Arma Asesina de Dios].

Lo recordaré toda mi vida.

Dicho esto, salgo de mi refugio en las sombras de la roca y lanzo una daga que atraviesa la cabeza de un goblin, dejándolo fuera de combate.

La sangre tiñe la pradera.

Saco y lanzo otra daga, y ya hay dos goblins menos. Al percatarse de la presencia del intruso los monstruos de ponen en guardia; pruebo mi suerte con otra daga pero esta es desviada por una larga espada.

Quería acabar con ellos solo con las dagas, pero… supongo que no será así.

El mundo no es un lugar fácil.

“Ah—”

Ignoro el sonido de alivio que emite la joven. Sólo quedan tres y estoy en desventaja con respecto a números… si bien tengo confianza en mis capacidades, cabe la posibilidad de que pierda si llegan a rodearme.

Cambio el cuchillo de mano y con la izquierda sostengo una daga.

Un estilo de doble espada, huh… por desgracia, lo que hay en mi mano derecha es tan solo un cuchillo curvo.

“¡¡Shaa!!”

Detengo el ataque de las espadas con mi daga, giro el cuchillo y le rasgo la garganta.

La nitidez de las armas creadas por Ermenhilde es fenomenal. No sentí ningún tipo de resistencia.

La sangre salpica en mi ropa y mejilla. Fruncí el ceño debido al desagrado.

Los otros dos me atacan, al mismo tiempo, por ambos lados; le tiro la daga de mi mano izquierda a uno de ellos, pero puesto que mi mano está entumecida, mi puntería no es muy buena… aún así detuvo su ataque para evitar mi daga.

Su cooperación para atacar juntos queda disuelta.

En ese instante, enfrenté al otro que viene hacia mí.

Planea golpearme la cabeza con su martillo, pero antes de eso, corto la parte del mango.

El goblin, que sostenía el martillo con las dos manos, pierde el equilibrio y el martillo pierde su eficacia.

Probablemente no esperaba eso, el goblin entra en pánico y deja de moverse delante de mí.

En ese instante, es decapitado.

Queda uno. Miro hacia atrás, y el restante ha escapado a toda velocidad.

“Fuu”

Suspiré.

De alguna manera, lo logré. Limpié la sangre que había en mi mejilla, con respecto a la de mi ropa…me pregunto si saldrá después de lavarla…

Si tengo que comprar ropa nueva, serán más gastos.

[Bueno, bueno. Parece que tus habilidades todavía no se han oxidado.]

“De ninguna manera”

Solo tuve suerte. No sé porqué, pero esta medalla siempre me confunde con alguien fuerte…

Por favor, deja de hacer eso.

El hecho de que haya sido parte del grupo de los Asesinos de Dios, no quiere decir que sea fuerte como los otros integrantes… definitivamente no lo soy–

Mis habilidades físicas son un poco mejores que el promedio de este mundo gracias a la mejora por la Transferencia entre Mundos, pero todavía confió en que perdería frente a un espadachín de primera o un mago.

Incluso luchar contra goblins, esos tipos pueden hacerlo mucho mejor que yo.

Matanza de un hit. Es la forma en que lo hacen.

Si es un mago, entonces un ataque mágico de alto rango.

Ese tipo de chicos son los [Asesinos de Dios].

“No soy bueno en la lucha”

Mientras murmuro esto, me acerco a la joven, quién era objetivo principal. Está sentada en el prado, mirándome algo anonadada por los repentinos acontecimientos.

Se ve demasiado linda.

[Estas sonriendo de nuevo.]

“…”

Quiero creer que no es verdad.

Escondo mi boca con la manga de mi ropa.

*ejem*

Aclaro mi garganta.

“No sé por qué estás tan obsesionada con el sometimiento de monstruos, pero… si eres así de imprudente morirás muy fácilmente, ¿lo sabes, no?”

La chica se estremeció al oír la palabra ”morir”, probablemente no había pensado en ello… es bastante común entre los novatos; es un milagro que aún esté con vida.

Normalmente, sin ayuda, ella habría sido atormentada hasta la muerte por los goblins.

Corto los colmillos de los goblins con mi cuchillo. Si se entregan en el gremio, puedes obtener la recompensa por su sometimiento.

No solo con un goblins, hago lo mismo con los demás.

Normalmente traer de vuelta una parte que pueda ser usada como material o una parte no perecedera.

Si es algo tan grande como un dragón, incluso si no logras derrotarlo, puedes obtener buen dinero de la venta de sus escamas.

Pues bien, la recompensa por los goblins son 10 monedas de cobre, creo.

Ya que no acepte una solicitud formal, creo que puede ser un poco más.

Por cierto, en el caso de la recolección de hierbas, incluso después de todo un día, lo máximo a obtener son 5 monedas de cobre.

Como era de esperar, matar monstruos es bueno para las finanzas, pero malo para mi corazón.

No me gusta eso.

“Si has aprendido algo, primero eleva tus habilidades con trabajos propuestos por el gremio, ¿entiendes?”

Como ya he puesto los colmillos de los goblins en mi bolsillo, miro hacia atrás… la chica estaba llorando.

Sollozaba, y lágrimas y otros fluidos caían.

Entre en pánico y aparto mi mirada de la chica mientras hace una expresión que no se esperaría de una mujer.

[La has hecho llorar, la hiciste llorar]

“¿Eres una mocosa?”

Murmure en voz baja, y golpe la medalla dentro de mi bolsillo.

Rebusque en los equipos de los goblins buscando algo de valor hasta que la chica se calmara.

[… Eso es básicamente robar]

O, mejor dicho,si los oponentes no fueran monstruos, esto definitivamente sería robar.

“Después de todo, ganaré algo de dinero”

[Esta es una escena que realmente me hace dudar que seas un héroe o no]

La espada larga está demasiado astillada, el mango del martillo está cortado a la mitad, por lo que estos dos no valdrán mucho.

Pero todavía tienen algo de valor para mí, así que decidí tomarlos.

El hacha todavía estaba muy bien, por lo que debe valer algo de dinero. Es un buen descubrimiento.

El equipo y las armaduras… apestan demasiado a monstruo, así que me pregunto qué hacer.

¿Serán incluso utilizables si las llevo conmigo?

Si las dejo aquí, los cadáveres serán comidos por otros monstruos y el equipo será reutilizado por otros goblins o kobolds con inteligencia.

Unn, cuando estaba pensando, sentí una presencia detrás de mí.

Al mirar atrás, la chica se había puesto de pie.

“¿Te has calmado?”

Asiente con su cabeza en ademan de respuesta.

Parece que todavía se siente mal. Bueno, es bastante obvio a pesar de no poder evitarlo.

Si se recuperar rápido de algo como esto eso sí sería raro.

“Entonces, vamos a volver al pueblo. Nos vamos”

Agarré el hacha, sostuve la espada y el martillo roto en mi mano libre.

Decidí dejar las armaduras. Debería estar bien con solo el dinero de las armas.

No puedo dejar que la chica sienta tanto hedor tampoco.

Las armas, y en el bolsillo los 4 colmillos de los goblins.

Me gustaría ser capaz de vivir de manera holgada por dos días con esto. Mis pasos se hacían más ligeros al darme cuenta de esto.

Aunque mi objetivo era salvar a la chica, no sentí que este cambiara.

[… Que deplorable]

“Esa se ha convertido en tu palabra favorita este último año, ¿no es así?”

[Kuh]

“¿?”

A medida que la chica me mira con una mirada interrogante al verme hablar conmigo mismo, yo le conteste que no era nada.

Inconscientemente termine hablando en voz alta.

Realmente no puedo evitarlo.

Creo que es normal, como ser humano hablar cuando alguien más te habla.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                               Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate